null
Catholic Company / Magazine

Perú, Polonia y El Salvador: Unidos por la Fe y el Martirio

Feb 06, 2015 by

persecucion cristianos

Un mártir es una persona que sufre persecución y muerte por defender su fe. A pesar del miedo que enfrentan, se sienten consolados y hasta privilegiados en dar la vida por lo que creeen. Exactamente como Jesucristo lo hizo.

No hace falta remontarse a siglos pasados. El martirio y la Cristiandad sigue existente en nuestros días. Los protagonistas no son super héroes con super poderes, sino seres humanos con grandes virtudes de paciencia a toda prueba, una fe heroica, una esperanza triunfal, una valentía excepcional y un amor fervoroso a Dios.

Hoy en día la industria cinematográfica se muestra interesada en rodar películas basadas en historias reales. El ejemplo reciente en el cine es la película: Inquebrantable (Unbroken), en donde el protagonista soporta el arduo castigo físico y mental de sus captores como forma de sacrificio por su país y por la integridad de su alma. El actor le ruega a Dios que lo salve a cambio de dedicar su vida a promover su palabra. El verdadero Louis Zamperini se convirtió efectivamente en un hombre religioso después de la guerra.

En la vida cristiana los verdaderos héroes y celebridades son estos mártires que han dado su vida por lo que creyeron justo. Los sacerdotes polacos Michele Tomaszek (31) y Zbigneo Strzalkowski (33), ejecutados en 1991 por el partido comunista del Perú - Sendero Luminoso, acusados de no dejar que el odio se apoderara de los corazones de los fieles. Sin ese odio, Sendero no podía tener más miembros para su lucha armada.

Mismo destino para Monseñor Romero (62), arzobispo de San Salvador, quien fue asesinado por su valentía en denunciar la injusticia social, por criticar los abusos del poder, la corrupción de la prensa, etc. Representó la voz de los que no tienen voz: "¡Ay de los poderosos cuando no tienen en cuenta el poder de Dios, el único poderoso, cuando se trata de torturar, de matar, de masacrar para que se subyuguen los hombres al poder! ¡Que tremenda idolatría que le están ofreciendo al dios poder! ¡Tantas vidas, tanta sangre que Dios, el verdadero Dios, el autor de la vida de los hombres, se las va a cobrar bien caro a esos idólatras del poder" (Homilía del 24 de febrero de 1980).

Comments

Good Catholic Series

RECOMMENDED FOR YOU

By using this site, you agree to the terms of our updated Privacy Policy.
Dismiss